Free Solo: una nueva página en la historia de la escalada

Free Solo, película documental de National Geographic dirigida por Elizabeth Chai VasarhelyiJimmy Chin, narra una de las hazañas más impresionantes que ya forman parte de la historia de la escalada: la ascensión de Alex Honnold en solo integral de la vía Freerider en El Capitán, una de las paredes más espectaculares del valle de Yosemite de 900 m de implacable granito.

freesolo-1

El Capitán es, además, un símbolo de la historia de la escalada en el mundo. Sus metros de granito han sido el centro de históricas ascensiones y del incansable empuje de escaladores que, como Alex Honnold, han querido dar un paso más explorando y traspasando lo límites de lo posible para su época. Lo de Alex Honnold es sin duda, un extraordinario hito en la historia del valle y de la escalada.

El documental hace un retrato íntimo y cercano de Alex Honnold, una persona que no es como las demás. Alex «no big deal» es un personaje extraño y entrañable, casi hermético. Con una respuesta al miedo distinta a la del resto, gestiona el riesgo y el peligro con una calma que los demás no logramos entender.

El recorrido mental y físico del protagonista está perfectamente narrado durante toda la película: su motivación, sus dudas, su relación con los demás, la preparación física y el trabajo en la vía hasta tener cada secuencia y movimiento perfectamente matizados. Todos estos detalles, testimonios y reflexiones van creando un estrecho vínculo entre el espectador y el protagonista, su entorno y la propia vía que consigue que el espectador conecte con la grandeza de ese hito en la escalada.

freesolo-2

El documental también plantea ciertas cuestiones en cuanto a la legitimidad ética del documental. ¿Y si después de todo no va bien? ¿Y si Alex comete un error y cae al vacío? ¿Escalaría el Capitán sin cuerda si no se rodara un documental sobre ello? ¿Hasta qué punto es una decisión libre y personal del escalador y no un acto motivado por cierto compromiso? ¿En qué medida contribuimos a este riesgo como espectadores? Todas ellas son cuestiones sobre las que tanto los cámaras como Alex reflexionan durante la película. Como espectador, quizás le queda a uno un sabor agridulce: entre la euforia y la emoción de haber presenciado algo increíble, queda un regusto triste… a todos nos gusta Alex Honnold y no queremos que se vaya.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s